Conferencias

David, el octavo hijo de Isaí, ungido como rey de Israel – Introducción
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email
Share on print

Descargas

Traducciones

Reproducir vídeo

David, el octavo hijo de Isaí, ungido como rey de Israel – Introducción

Muy buenas noches, amados hermanos y amigos presentes, y los que están en diferentes países, ministros y sus congregaciones.

Un saludo muy especial al ingeniero Iván Sarmiento y su esposa Amanda, en estas actividades que se están llevando a cabo en Colombia, de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz; y también un saludo muy especial para los que están reunidos en esta noche allá en Bogotá, Colombia, para el cierre de estas grandes actividades que están llevando a cabo allá en Colombia. Que Dios les bendiga; ¡y adelante, que el éxito está asegurado!

Para esta ocasión leemos la Escritura en Isaías, capítulo 11, verso 1 en adelante. Dice:

“Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.

Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;

sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío.

Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.

Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.

La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.

Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.

No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.

Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa”.

Que Dios bendiga nuestras almas con Su Palabra y nos permita entenderla.

Hoy viernes, 17 de febrero de 2017, tenemos la introducción a la escuela bíblica del próximo domingo, 19 de febrero.

“DAVID, EL OCTAVO HIJO DE ISAÍ, UNGIDO COMO REY DE ISRAEL”.

Cuando llegó el tiempo en que Dios rechazó, desechó a Saúl para que no fuera sobre Israel el rey, ungió, fue ungido David como rey, siendo un jovencito, el cual había ya tenido experiencias del poder de Dios manifestado a través de él.

Y cuando fue ungido como rey, estaban allí sus hermanos; él era el número ocho, el más joven de la familia; y cuando fue ungido con el aceite, que es tipo del Espíritu Santo, ahí quedó ungido para ser rey. Por lo tanto, el octavo hijo de Isaí fue ungido para ser rey sobre Israel.

Por lo tanto la dinastía de David sigue adelante; y en este tiempo final la dinastía de David será restaurada y su reino será restaurado y su trono será restaurado. El octavo hijo de Isaí, ese será el rey sobre Israel en este tiempo final. Por lo tanto, el domingo próximo veremos con más detalle el octavo hijo de Isaí.

Que Dios les bendiga y les guarde; y continúen pasando una noche feliz, llena de las bendiciones de Cristo nuestro Salvador.

“DAVID, EL OCTAVO HIJO DE ISAÍ, UNGIDO COMO REY DE ISRAEL”.

Ir arriba