Conferencias

El Espiritu del Señor levantando bandera contra el enemigo – Introducción
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email
Share on print

Descargas

Traducciones

Reproducir vídeo

El Espiritu del Señor levantando bandera contra el enemigo – Introducción

Muy buenas noches, amables amigos y hermanos presentes, y todos los ministros y congregaciones en diferentes países que están conectados con esta actividad. Reciban mis saludos y que Dios los bendiga grandemente, y nos abra las Escrituras y el entendimiento para comprender, comprender la Palabra de Dios, y sobre todo, la Palabra de Dios correspondiente a este tiempo final.

Y para Miguel un saludo muy especial: Que Dios te bendiga, Miguel, y te use grandemente en Su Obra en este tiempo final. Y para Abner González, Pito (como cariñosamente le decimos): Pito, ¡feliz cumpleaños! Y que Dios te bendiga y te guarde grandemente, y te use en Su Obra en este tiempo final.

La próxima semana comienza la Cumbre de Integración por la Paz. Deseamos que todos los Activistas que han llegado de diferentes países (y los que vengan en camino) puedan trabajar en equipo, con buena actitud, siguiendo todas las instrucciones de la Directiva, y siempre siendo personas de apoyo, de ayuda, dispuestos en todo momento a colaborar.

Es importante el trabajo en equipo para obtener éxito total. Todos los Activistas deben seguir como han escuchado las instrucciones que se les dan. Recuerden que el éxito está asegurado, pero a nosotros nos toca hacer bien las cosas en el Programa Divino.

El equipo organizador tiene establecido lugares de hospedaje y un sistema para logística durante el evento, y es importante que los Activistas respeten las reglas que ha establecido la organización.

Estamos siempre trabajando conscientes de que el éxito está asegurado; por lo cual nos corresponde estar bien unidos y siguiendo la dirección que se les da, para que el éxito sea completo, y todos lleven la satisfacción de que han contribuido en el éxito que se ha obtenido.

Para esta ocasión leemos en Isaías, capítulo 59, del verso 16 en adelante hasta el 21, y dice:

“Y vio que no había hombre, y se maravilló que no hubiera quien se interpusiese; y lo salvó su brazo, y le afirmó su misma justicia.

Pues de justicia se vistió como de una coraza, con yelmo de salvación en su cabeza; tomó ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto,

como para vindicación, como para retribuir con ira a sus enemigos, y dar el pago a sus adversarios; el pago dará a los de la costa.

Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.

Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.

Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.”

Que Dios bendiga nuestras almas con Su Palabra y nos permita entenderla.

El tema de introducción para la escuela bíblica del próximo domingo… que como tema tendremos: “EL ESPÍRITU DEL SEÑOR LEVANTANDO BANDERA CONTRA EL ENEMIGO.” Hoy tendremos solamente la introducción por algunos minutos, para lo que será el tema de la escuela bíblica del próximo domingo.

Este, siendo un pasaje profético, nos muestra que viene un tiempo de una lucha, de una batalla entre Dios y el enemigo de Dios, llamado Satanás o diablo; y eso es para el tiempo final, luego de transcurrida la Dispensación de la Gracia. O sea, que se cumplirá plenamente en la gran tribulación, que corresponde al lapso de tiempo de tres años y medio, y que corresponde a la segunda parte de la semana número setenta de la profecía dada por el Ángel Gabriel al profeta Daniel.

Será una lucha grande la que habrá. Esta lucha está también en Apocalipsis, capítulo 19, versos 11 en adelante, donde dice:

“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.

Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.

Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: El Verbo de Dios.

Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores.”

Esta es la Venida del Señor con un Ejército, el cual es Su Iglesia. Viene con los santos de las diferentes edades pasadas, los resucita, y ahí estará un Ejército poderoso con el Rey de reyes y Señor de señores.

Es el Mesías-Príncipe viniendo en el Día Postrero para obtener la gran victoria en el Amor Divino, y así bendecir a los creyentes en Cristo y bendecir al pueblo hebreo también. Eso será “EL ESPÍRITU DEL SEÑOR LEVANTANDO BANDERA CONTRA EL ENEMIGO.”

Por lo tanto, estemos preparados porque una bendición grande viene para los creyentes en Cristo en este tiempo final.

Y en el cumplimiento de la Visión de la Carpa vamos a ver al Rey de reyes y Señor de señores viniendo con un Nombre que ninguno conoce y con una vestidura nueva, una vestidura que dice aquí, en donde estará ese Nombre.

“Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: El Verbo de Dios.

Está hablándonos de la Venida del Señor para el tiempo final. Para todos aquellos que lo están esperando será la bendición más grande de la historia de la raza humana; porque en Su Venida es que Él resucitará a los muertos creyentes en Él y transformará a los creyentes en Él que estarán vivos, creyendo las promesas correspondientes a este tiempo final, esperando Su Venida y esperando su transformación.

Habrá una transformación para los creyentes en Cristo, habrá una transformación para todos los que forman el Cuerpo Místico de Cristo, que estarán vivos en el tiempo de Su Venida. Y para los que partieron habrá una resurrección en cuerpos glorificados y eternos y jóvenes, para vivir con Cristo por el Milenio y por toda la eternidad.

“EL ESPÍRITU DEL SEÑOR LEVANTANDO BANDERA CONTRA EL ENEMIGO.” O sea, contra el enemigo de Dios, el diablo, que estará en el anticristo en el Día Postrero.

Hoy hemos tenido la introducción al tema de la escuela bíblica del próximo domingo.

Si hay alguna persona que todavía no ha recibido a Cristo como Salvador, lo puede hacer en estos momentos; y estaremos orando por usted, para que Cristo le reciba en Su Reino, le perdone y con Su Sangre le limpie de todo pecado, y lo bautice con Espíritu Santo y Fuego luego que sea bautizado en agua en Su Nombre.

Para lo cual, pueden pasar al frente aquí donde ustedes se encuentran, y en las diferentes naciones pueden pasar al frente en el lugar donde se encuentran, para recibir a Cristo como único y suficiente Salvador. Para lo cual vamos a dar unos minutos mientras llegan al frente en las diferentes iglesias y auditorios en diferentes países, y aquí, para recibir a Cristo como Salvador.

Cuando se complete el número de los escogidos, el número de la Iglesia del Señor Jesucristo, entonces se cerrará la Puerta de la misericordia, y ya no habrá más oportunidad de ser limpiados con la Sangre de Cristo nuestro Salvador; porque ya habrá salido como Intercesor, del Lugar Santísimo, y será entonces como Juez y León que saldrá, que se convertirá cuando termine Su Obra de Intercesión como Sumo Sacerdote en el Cielo, en el Templo celestial.

Para los diferentes países en donde han venido diferentes personas al frente para recibir a Cristo, vamos a estar puestos en pie para orar por todos los que están recibiendo a Cristo como único y suficiente Salvador.

Con nuestros rostros inclinados y nuestros ojos cerrados:

Padre celestial, en el Nombre del Señor Jesucristo vengo a Ti con todas estas personas que están recibiendo a Cristo como único y suficiente Salvador en diferentes naciones. Recíbeles en Tu Reino, recíbeles en Tu presencia. Te lo ruego en el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

Y ahora repitan conmigo esta oración que estaré haciendo por todos los que están recibido a Cristo como Salvador en esta ocasión:

Señor Jesucristo, escuché el Evangelio – Tu Evangelio siendo predicado, y nació Tu fe en mi alma, en mi corazón.

Creo en Ti con toda mi alma. Creo en Tu Primera Venida. Creo en Tu muerte en la Cruz del Calvario como el Sacrificio de Expiación por mí y por cada ser humano, y creo en Tu Nombre como el único nombre bajo el Cielo, dado a los hombres, en que podemos ser salvos.

Reconozco que soy pecador y necesito un Salvador. Doy testimonio público de mi fe en Ti y de Tu fe en mí, y te recibo como mi único y suficiente Salvador.

Te ruego perdones mis pecados y me limpies de todo pecado con Tu Sangre preciosa, y me bautices con Espíritu Santo y Fuego luego que yo sea bautizado en agua en Tu Nombre, y produzcas en mí el nuevo nacimiento. Te lo ruego en Tu Nombre Eterno y glorioso, Señor Jesucristo. Amén.

Y ahora preguntarán los que han venido a los Pies de Cristo en esta ocasión: “¿Cuándo me pueden bautizar?” Pues Cristo dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Por cuanto ustedes han creído en Cristo y ha nacido la fe de Cristo en su alma al escuchar la predicación del Evangelio de Cristo, bien pueden ser bautizados; y que Cristo les bautice con Espíritu Santo y Fuego, y produzca en ustedes el nuevo nacimiento. Y nos continuaremos viendo eternamente en el Reino de Cristo nuestro Salvador.

Dejo aquí ahora al reverendo Porfirio Tillería a continuación, y en cada país dejo al ministro correspondiente, para que les indique cómo hacer para ser bautizados en agua en el Nombre del Señor Jesucristo nuestro Salvador.

Continúen pasando una noche feliz, todos los presentes y los que están en otras naciones; y nos vemos en las próximas actividades y el próximo domingo nos vemos aquí. Y si el misionero Miguel Bermúdez Marín tiene alguna actividad con los ministros, es bueno saber qué día y horario y lugar será la reunión de ministros y colaboradores; porque Miguel, el misionero Miguel Bermúdez Marín, va a estar aquí en el Paraguay.

Así que esperamos al misionero, doctor Miguel Bermúdez Marín, para compartir también con él estos días de actividades.

Que Dios les bendiga, y continúen pasando una noche feliz. Y nos vemos en las próximas actividades: las actividades aquí y las actividades de la semana, para la cual irán algunos de ustedes.

Pasen todos muy buenas noches.

Dejo con ustedes al reverendo Porfirio Tillería, y en cada país al ministro correspondiente.

“EL ESPÍRITU DEL SEÑOR LEVANTANDO BANDERA CONTRA EL ENEMIGO.”

Ir arriba