Conferencias

Saludo a Talca
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email
Share on print

Descargas

Traducciones

Saludo a Talca

Muy buenas tardes, amados amigos y hermanos presentes aquí en Talca, en Chile; es una bendición grande para mí estar con ustedes en esta tarde, para saludarles y compartir con ustedes unos momentos alrededor del Programa Divino, así como hemos compartido unos momentos en el almuerzo, y también allá en donde estuvimos hace algunas horas; y dar gracias a Dios por todas estas bendiciones que nos está dando en este tiempo final.

Sabemos que estamos viviendo en el Día Postrero, tiempo en que habrá muchas dificultades para la familia humana, pero dicen los Salmos que “aunque la Tierra tiemble y los montes se traspasen al corazón del mar (o de la mar), no temeré mal alguno, porque Jehová estará conmigo.” Estará conmigo, está conmigo y también con cada uno de ustedes.

Es un tiempo profético para el cual todos estos problemas del medio ambiente estarán manifestándose; pero lo más importante es que también para este tiempo el pueblo que conoce a su Dios se agarrará bien de Dios, y hará la labor que le corresponde hacer en nuestro tiempo, Dios lo usará en la labor divina correspondiente a nuestro tiempo.

Por lo tanto, estando en este tiempo profético donde vemos tantas profecías cumpliéndose, comprendemos que es tiempo de tener nuestra mirada puesta en el Cielo, sabiendo que este es el tiempo del cual Cristo dijo, que cuando veamos suceder todas estas cosas, levantemos nuestras cabezas, ¿a dónde? Al Cielo, a las cosa divinas; porque nuestra redención (o sea, la transformación del cuerpo) está cerca; está cerca la redención del cuerpo en donde obtendremos un cuerpo eterno y glorificado, y los muertos en Cristo resucitarán en cuerpos glorificados, eternos y jóvenes para toda la eternidad.

Por lo tanto, no podemos perder nuestra meta y la meta de Dios. Mi meta es la meta de Dios, ¿y de quién más? De cada uno de ustedes también.

Por lo tanto, estamos en el tiempo más glorioso de todos los tiempos, aunque es un tiempo en que está profetizado que habrá muchos problemas en medio de la familia humana, muchos problemas en el medio ambiente; la naturaleza está alterada, y por consiguiente produce efectos negativos para la humanidad, porque ha sido alterada la naturaleza, el medio ambiente.

Pero todo va a obrar para bien a la larga, pues ya han estado informando que la Tierra se ha movido también unos grados, se está enderezando y se va a enderezar por completo. Para el Reino milenial la Tierra ya estará derecha; y por consiguiente todo eso tiene que ocurrir antes que comience el Reino del Mesías.

Así que habrá muchas cosas que van a ocasionar que se enderece la Tierra, y sobre todo la radioactividad, el poder atómico, lo cual será desatado en una tercera guerra mundial que está señalada en la Escritura.

Pero cuando eso ocurra, ya vamos a estar transformados, no va a haber ningún problema para nosotros y vamos a estar con Cristo en la Cena de las Bodas del Cordero. Teniendo esta esperanza con nuestra fe puesta en Cristo, adelante sirviendo a Cristo nuestro Salvador, y trabajando en Su Obra siempre, y llevándole el mensaje a nuestros familiares y a todas las personas, para que se complete pronto el número de la Iglesia del Señor Jesucristo; porque no nos podemos ir de aquí, ni los muertos resucitar, ni podemos ser transformados hasta que se complete el número del Cuerpo Místico de Cristo, hasta que se complete el número de la Iglesia del Señor.

Que Dios les bendiga y les guarde, y les use grandemente en Su Obra en este tiempo final. Y mi aprecio y agradecimiento por el respaldo que le están dando al importante proyecto de La Gran Carpa-Catedral, en Puerto Rico; también el respaldo que le están dando al misionero Miguel Bermúdez Marín en la obra misionera y evangelística junto a los ministros y sus congregaciones.

Y también por el respaldo que le están dando a AMISRAEL. AMISRAEL tiene mucho trabajo aquí en Chile, y aquí en el departamento, estado o departamento (la región de Talca), aquí en Talca, región del Maule; tienen mucho trabajo los agentes de la paz para trabajar en favor de las familias de esta región.

Bueno, continúen pasando todos una tarde feliz, llena de las bendiciones de Cristo nuestro Salvador. Dejo nuevamente al doctor Lara con ustedes, Patricio Lara, para finalizar nuestra parte en estos momentos.

Dios les bendiga.

“PALABRAS DE SALUDO A LA CONGREGACIÓN.”

Ir arriba